Amor responsable ¡una necesidad!

12.11.2016

Esterilizar a nuestras mascotas ...



Cada año miles de perros y gatos terminan en refugios para animales debido a que ya no son queridos. Desafortunadamente hay más perro y gatos que hogares para ellos. Que nuestra mascota tenga camadas solo empeora el problema.

Al esterilizar a nuestra mascota estamos siendo propietarios responsables y estamos ayudando a evitar la sobrepoblación.Además, la esterilización reduce las posibilidades de que nuestras mascotas desarrollen determinados problemas médicos, como por ejemplo el cáncer. Como consecuencia les alargaremos la vida.


GRANDES ERRORES
Las hembras deben criar al menos una vez
No. Esta afirmación es una falsedad. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse, y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni stress o ansiedad estacional. La "llamada de la maternidad" en las hembras desaparece por completo (junto con todos los problemas que conlleva) con la OVH.
¿No se engorda?
Un animal que se alimenta de forma inadecuada se engordará, operado o no, por tanto en ambos casos debemos tener la misma precaución en controlar su comida y en facilitar que haga el ejercicio físico adecuado para estar sano. Si el animal que va a ser operado ya tiene tendencia a engordarse, nuestro veterinario de confianza nos dará las instrucciones precisas para evitarlo; sólo tenemos que seguirlas.
Me da mucha pena operarlo
Nadie queremos que nuestra mascota sufra. Por lo tanto, en vez de posponer la esterilización, hablemos con nuestro veterinario de confianza para que nos responda a todas nuestras preguntas. La única forma en que esta sensación se nos pasará es sabiendo que las medidas analgésicas, hacen que nuestra mascota no sienta ningún dolor. El hacer pruebas preanestésicas ayudarán al veterinario a plantear el mayor tipo de anestesia y analgesia para nuestra mascota.
La sorpresa de los propietarios es cuando al día siguiente de la cirugía, la mascota se mueve con normalidad. Es entonces cuando comentan: ¡Ojalá lo hubiera hecho antes!
¿Tenemos derecho a privarles de lo que les ha dado la Naturaleza?
Depende. Ante el derecho natural de una hembra a reproducirse está el derecho de la camada entera a no ser arrojada con tres días de vida a un río dentro de una bolsa, por ejemplo, o a no ser triturada en un camión de la basura. Para plantearnos si tenemos o no tal derecho, primero debemos cumplir las obligaciones.
No antropomorficemos a nuestras mascotas. Ellos se reproducen por instinto, que viene dado por los ciclos hormonales. ¡¡¡No sienten la necesidad de ser madres ni padres!!!
Es que me hace mucha ilusión asistir a un nacimiento
Asistir al nacimiento de la vida es desde luego un hecho maravilloso, que en el caso de los niños además les enseña a respetar y a cuidar a los animales. Un bebé animal recién nacido es frágil y hermoso, y despierta la compasión.
Si quieres vivir en casa esta experiencia, y que tus hijos aprendan a respetar la vida ajena, no necesitas que tu perra o tu gata se quede preñada. Llama al refugio más cercano, y seguramente podrás tener en acogida alguna hembra a punto de parir que necesita cuidados. Llévatela a casa, atiéndela, y disfruta durante dos o tres meses cuidando de estos animalillos hasta que puedan darse en adopción. Será una experiencia doblemente hermosa: la vida que surge ante tus ojos, y el hecho de tu generosidad para con los maltratados. En el refugio no sabrán cómo agradecértelo.